DIARIO LA RAZON

Lima Domingo, 20 de enero del 2008

Las plañideras en el caso Fujimori

General Gonzales Sandoval dice que nunca eliminaron a terroristas detenidos, en el juicio al ex presidente Fujimori.
La estrategia de los acusadores del ex presidente Alberto Fujimori para presentarlo, por un lado, autor de homicidio calificado en los casos de Barrios Altos y La Cantuta y de haber ordenado los supuestos secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer Ampudia, objetivamente, se ha caído, a pesar de que los “caviares” digan lo contrario, a través de conocidos medios de comunicación, por donde transmiten sus desvaríos, con declaraciones que hacen recordar a las “plañideras” de las que hablaba Ricardo Palma.
Estrategia a la vista
Los jefes militares y policiales han testimoniado en el juicio oral que el ex presidente dio directivas expresas en el frente militar para el acercamiento de los militares a la población con el fin de ganar su apoyo y lo consiguieron, como lo prueba la creación de los comités de autodefensa, y en el frente policial, la integración de los servicios de inteligencia y la priorización de la inteligencia, cuyo fruto más alto fue la captura de Abimael Guzmán sin disparar un solo balazo y sin derramarse una sola gota de sangre.
Soldado amigo
La conclusión es lógica, si no hubo acercamiento exitoso de las Fuerzas Armadas a la población, no hubiera habido triunfo, porque para nadie es un secreto que la victoria militar contra el terrorismo fue obtenida gracias, sustantivamente, a la organización de los campesinos en “rondas campesinas” y que después se llamaron “comités de autodefensa”, los cuales, con arma en mano y apoyo militar, derrotaron y expulsaron a SL de los andes.
Policía inteligente
En la lucha que le correspondió librar a la Policía Nacional, la tarea principal de inteligencia fue cumplida por la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote) y sus principales jefes policiales: los generales Carlos Domínguez, Héctor John Caro y Juan Gonzales Sandoval, quienes han confirmado que nunca practicaron la eliminación de detenidos, porque tenerlos con vida garantizaba la obtención de informaciones para capturar a los cabecillas, en el marco de la política de “investigar para detener con respeto de los DD.HH.”.
Políticas claras
Por lo tanto, si los hechos de Barrios Altos y La Cantuta no correspondieron a las políticas de “soldado amigo” y “policía inteligente”, la conclusión es lógica, se trataron de hechos aislados y no generales, con responsables individualizados, como lo prueban los resultados finales de la victoria contra el terrorismo, donde primó la práctica de la inteligencia, el respeto de los DD.HH y el uso de las armas en los casos de enfrentamientos abiertos.

 

Diario La Razon                               Lima Lunes, 19 de noviembre del 2007

 
Ley para desarmar a los efectivos de FF AA y PNP

a
Gonzales Sandoval reprobó la llamada "ley sobre el uso de armas de fuego" que está en debate en la Comisión de Defensa del Congreso a propuesta del titular de Defensa, Allan Wagner, al señalar que no responde a la realidad, como lo demuestra la exigencia de obligar a los militares a avisar tres veces al enemigo antes de abrir fuego.
"Esto no sucede en ninguna parte del mundo, sencillamente, porque los enemigos, sea cual fuere su cuño, se amparan siempre en el factor sorpresa para golpear a las fuerzas que se oponen a sus proyectos de tomar el poder con las armas y, a la inversa, los ejércitos que defienden al país deben explotar igualmente el factor sorpresa para derrotar al contrincante", agregó.
Gonzales Sandoval señala que no le sorprende esa propuesta, porque está a la vista que tiene manufactura "caviar", cuya performance en los últimos años se ha caracterizado por promover sanciones e indemnizaciones al Estado por el solo hecho de haber derrotado a la subversión en la década pasada.
"El enemigo subversivo que ahora de nuevo amenaza la estabilidad democrática del país no es una fuerza regular con la cual se pueda parlamentar o hacer advertencia, sino una fuerza irregular que practica el reglaje y la inteligencia, así como el ataque por sorpresa, por lo tanto, esa ley está hecha para desarmar la acción de las FF AA contra el terrorismo", dijo.

Diario La Razon                         Lima Lunes, 19 de noviembre del 2007

 

Estado no tiene plan integral ni inteligencia predictiva para enfrentar a la subversión
q

Ex jefe de la Dincote, general PNP Juan Gonzales Sandoval: No hay capacidad de respuesta
Víctor Alvarado

El Estado peruano no tiene capacidad de respuesta a las acciones armadas reiniciadas por Sendero Luminoso en los valles cocaleros de los ríos Apurímac, Ene y Huallaga, debido a que el único plan estratégico integral que se tuvo en las décadas del 80 y 90, con el cual se derrotó a la primera oleada subversiva, fue abandonado por los gobiernos de Paniagua y Toledo, sostuvo el ex jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote), general PNP Juan Gonzales Sandoval.

El suicidio político que se hizo el Estado peruano no solo consistió en abandonar ese plan estratégico integral, sino también en desactivar los efectivos sistemas de inteligencia y la inteligencia predictiva, con la cual las Fuerzas Armadas y policiales pudieron conocer con anticipación la organización de la subversión y golpearla con efectividad como se hizo", acotó. Según Gonzales, los gobiernos mencionados acusaron una ceguera total, pues nunca entendieron que la subversión no acabó con la captura del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reynoso, y no entendió que ésta experimentó un receso temporal o "un recodo en el camino", como calificó el cabecilla senderista a su captura.

Responsables

"Y lo que estamos viendo en los valles de Apurímac, Ene y Alto Huallaga es un Sendero Luminoso fortalecido, que ha reiniciado la lucha armada, cuya primera versión conocimos en las décadas del 80 y 90", dijo. Gonzales reveló que "el fortalecimiento del terrorismo senderista es el resultado de las decisiones políticas de los gobiernos de Paniagua y Toledo, que pusieron en libertad a más de 3,000 terroristas, que no se acogieron a la ley de arrepentimiento ni renunciaron a su ideología, y dado su extremo fanatismo forman las filas de un resurrecto Sendero Luminoso". Según su análisis, lo que ocurre en los pueblos andinos cercanos a los valles cocaleros, donde los terroristas tienen su santuario, es lo mismo de los años 80 y 90, donde el objetivo central del accionar terrorista es golpear y destruir a las fuerzas del orden, mediante emboscadas criminales, ataque y destrucción de puestos y vehículos, robo de armamento, incursiones en pueblos y aniquilamientos selectivos de efectivos policiales. "La alianza de Sendero Luminoso con el narcotráfico no es un hecho nuevo, pues tiene vieja data y ya el propio Abimael Guzmán se encargó de pregonarlo en su momento que era el brazo económico de la lucha revolucionaria en el objetivo político de la toma del poder con las armas", puntualizó.

Mismo fenómeno

"Por esta razón no comparto la tesis del senderólogo Carlos Tapia, de atribuir a los alzados en armas en los valles cocaleros la condición de sicarios del narcotráfico, con lo cual induce a la confusión, pues evita reconocer que se trata del mismo fenómeno senderista, fortalecido, con mayor equipamiento y más peligroso que en el pasado", acotó. Respecto de otra versión difundida por varios senderólogos, en el sentido de que se trataría de un fenómeno focalizado en los valles cocaleros, Gonzales expresó de manera tajante que es un criterio erróneo porque el accionar de Sendero Luminoso se realiza en estos momentos de manera integral, es decir a nivel nacional. "Es cierto que las acciones armadas tienen lugar en los valles cocaleros, pero también es cierto que hoy existe una intensa actividad proselitista e infiltración política en las universidades, sindicatos, asentamientos humanos, entre otros, sobre la cual ya se han hecho revelaciones en algunos medios de comunicación", aseveró. El ex jefe de la Dincote es categórico en señalar que no hay una respuesta coherente a la violencia armada de SL debido a la inexistencia de un plan estratégico integral para erradicarla y eliminarla.

Desmontajes

Seguidamente, advierte que el país tuvo un plan estratégico integral aplicado entre 1990 y el 2000, gracias al cual fue posible enfrentar y derrotar a la subversión a nivel nacional e iniciar un proceso de pacificación que se interrumpió con el abandono de este plan estratégico por parte de los gobiernos de Valentín Paniagua y Alejandro Toledo. "Gracias a ese plan estratégico integral se pudo capturar a la totalidad de integrantes de los comités ejecutivo nacional y central de Sendero Luminoso, con Abimael Guzmán, e iniciar en forma integral un política de pacificación que comprendía los campos político, económico, social y militar, lo cual se traducía en una mayor presencia del Estado y la restitución del principio de autoridad en las zonas ahora abandonadas por el Estado", expresó. Lo más grave que le ha ocurrido al país, subraya Gonzales, es que en este desmontaje del plan estratégico integral de la lucha antisubversiva que hicieron los gobiernos de Paniagua y Toledo se incluyó la desactivación de los sistemas de inteligencia, lo cual ha dejado al país sin inteligencia predictiva y, por lo tanto, sin capacidad de conocer la organización y planes de la subversión. "Esto explica que no exista capacidad de respuesta del Estado. Volver a tenerla es una demanda urgente y esto significa reorganizar la versión actual que tenemos de sistema de inteligencia nacional, incluir a los mejores cuadros de inteligencia de las Fuerzas Armadas y policiales, que no lo están en estos momentos, y llamar al personal experimentado que hizo posible la derrota de la subversión en las décadas del 80 y 90", sustentó.

Diario-Expreso                     Lima 4 de noviembre del 2007

“Ataque es un mensaje al gobierno”

Imagen1.jpgEl fundador del departamento contraterrorista del Cusco, general ® Juan H. Gonzales, afirmó ayer que el ataque terrorista a la comisaría del distrito de Ocobamba, es un mensaje para el gobierno aprista de que Sendero Luminoso (SL) está presente ya que acciones armadas de ese tipo en dependencias de las zonas más alejadas, se efectuaron en la primera administración gubernamental aprista.

“SL está poniendo en marcha la estrategia que utilizó en los 80 y 90 y que el Apra conoce muy bien. Fue en ese tiempo cuando incursionaban en los puestos policiales, se llevaban todo el armamento, incendiaban la dependencia policial y mataban a todos los efectivos”, sostuvo.

Indicó que la incursión a la dependencia policial, no tenía por objetivo buscar la Pasta Básica de Cocaína (PBC), si no que buscaban el armamento así como dar a conocer a las autoridades que siguen presentes.

Indicó que no es una novedad que el terrorismo esté aliado con el narcotráfico, puesto que desde sus inicios SL cobraba 15 o 20 mil dólares por derecho de inscripción a los cárteles de la droga, mientras que les exigía 5 mil dólares por derecho de vuelo en lugares como el Alto Huallaga y el Ene.

Dijo que no le sorprende que la asonada terrorista se realice justo cuando se efectúan anuncios de paralizaciones y marchas anunciadas por miembros de la izquierda radical, apoyados por “los caviares conocidos que le hacen el juego a SL”, dado que todo este escenario está relacionado.

“Mientras que ellos salen a las calles a hacer los desmanes y grandes contradicciones, estamos asistiendo a la acción armada frente a una comisaría y el asesinato de un policía”, comentó.

Subrayó la necesidad de un plan integral antisubversivo, un sistema de inteligencia predictivo y la presencia de personal especializado antiterrorista para hacer frente a los ataques que se vienen.

Mónica Feria (a) “Matilde” era nexo con bases guerrilleras de Sendero Luminoso

juan1.jpg

 

 

 

 

Al descubierto el pasado terrorista de abogada premiada “por defender los derechos humanos”

Castellares

Paradojas de la historia. Mónica Feria Tinta, una antigua conocida por la policía antiterrorista, por su activa participación en las filas de la organización subversiva Sendero Luminoso, como fundadora del conocido periódico senderista El Diario de Marka y nexo de este vocero con las llamadas "bases del Ejército Popular Revolucionario", ha sido galardonada por la fundación norteamericana Graber con un premio internacional de 160 mil dólares por "su labor de defensa de los derechos humanos".

La distinción vendría al caso si se tratara de una letrada que dedicó su talento a la defensa de estos menesteres, pero la historia dice otra cosa, pues se trata de una ex convicta de terrorismo, con una orden de captura aún pendiente de hacerse efectiva, que dedicó sus mejores energías juveniles a una organización netamente subversiva y estuvo entre los internos amotinados del penal de Canto Grande.

Feria, en efecto, se encontraba entre la población de procesados y condenados por terrorismo de este penal cuando, entre el 6 y 9 de abril de 1992, destacamentos especiales de la policía sofocaron el motín a sangre y fuego, con el saldo luctuoso de 41 fallecidos, entre los que se incluyeron 13 del total de 18 integrantes del comité central del Partido Comunista del Perú, conocido como Sendero Luminoso.

Su detención

Ella había sido detenida el 13 de abril de ese año, apenas un mes antes de estos sangrientos sucesos, en un inmueble ubicado en la calle Las Esmeraldas 685, urbanización Balconcillo, La Victoria, junto con los dirigentes senderistas Jorge Luis Durand Araujo (38) y Mery Morales Palomino (20), en posesión de documentos comprometedores de su participación en la organización terrorista.

El atestado policial 84-Dincote (Dirección Nacional contra el Terrorismo) sobre su captura, emitido 15 días después de su detención, la sindicó como "responsable del proceso, redacción, coordinación con periodistas nacionales e internacionales para la difusión de las actividades terroristas de Sendero Luminoso, mediante el periódico clandestino El Diario", con pruebas indesmentibles y suficientes para su procesamiento.

Las mayores evidencias fueron halladas en la vivienda de Jorge Luis Durand Araujo, intervenida días después de la detención del grupo y ubicada en el jirón Chamaya 1281, Breña, donde los policías antiterroristas hallaron rollos fotográficos con imágenes de Feria y Morales, vestidas con atuendo guerrillero, en plena visita a campamentos guerrilleros de Sendero Luminoso.

Fotos comprometedoras

Las evidencias fotográficas se referían a una visita especial de las dos mujeres subversivas al frente del equipo de una publicación televisiva inglesa, conformada por periodistas colombianos, a una base del "Ejército Revolucionario Popular" del PCP-SL, a fin de que éstos hagan un informe sobre la "guerra civil peruana", para lo cual ellas tuvieron que usar indumentaria de guerrilleros y portar armas de guerra.

Las fotos más comprometedoras son dos. La primera contiene la de Mónica Feria en posición de cuclillas y riendo a mandíbula batiente. La foto ha sido tomada mientras ella está arrodillada y se le ve usando una gorra de lana en la cabeza y una sobaquera con un arma corta sujetada en su hombro derecho y bajo la axila de este lado.

En la segunda foto aparece Mery Morales Palomino con un fusil de marca indefinible adicionado a la espalda del hombro derecho, vestida con pantalón y encima una falda, abrigada con una gruesa casaca, cuando se apresta a subir a un burro, mientras éste es sostenido por un joven campesino de la zona.

Gorro y sobaquera

Antes de conocer el contenido de los 10 rollos fotográficos incautados en la casa de Chamaya, donde se encontraban las dos fotos citadas, la policía había hallado en la vivienda de Balconcillo dos contundentes cuerpos del delito que delataron a Feria como senderista convicta y confesa.

Se trataba del gorro de lana y la sobaquera que se ven en la primera foto, con los cuales cumplió el encargo de conducir a los periodistas representantes del programa televisivo inglés a un campamento terrorista, posiblemente ubicado en alguna provincia ayacuchana, cuando Sendero Luminoso aún dominaba plenamente esta región.

El mensaje que traducen las citadas fotografías es elocuente. Feria y Morales prestaron seguridad a los periodistas colombianos en el ingreso y salida de los campamentos guerrilleros. Su tarea tuvo un éxito rotundo, porque el programa fue difundido por la televisión inglesa y reproducido por las principales televisoras del mundo.

Nexo internacional

Una carta incautada en el domicilio de Durand permitió conocer cómo se había generado el viaje de los periodistas colombianos al Perú. La misiva está fechada el 22 de febrero de 1992 y remitida desde Bélgica por Luis Arce Borja, director de El Diario Internacional, y dirigida al periodista de El Diario de Marka, Danilo Desiderio Blanco Cabezas (a) "Carlos", para que éste le transmita el encargo a Feria.

En ella Arce menciona al responsable de la comitiva extranjera, llamado Yesid Fernández, de nacionalidad colombiana, y pide que lo apoyen porque "tiene interés en hacer un programa sobre la guerra civil peruana" y den facilidades "para visitar campamentos del Ejército Guerrillero Popular y el penal de Canto Grande".

En cuanto a este penal, advierte que los corresponsales tienen interés en entrevistar a la periodista Janet Talavera, ex directora de El Diario de Marka y que luego se contaría entre los 41 internos fallecidos por acción de la intervención de la fuerza policial en este penal.

En otra hoja, mecanografiada, se encontró la información sobre la visita realizada por la comitiva colombiana al "Comité Popular Sarata" del PCP-SL, nombre que recibía la base de periodistas de El Diario de Marka, donde -según este informe- los visitantes brindaron una copa de vino con los trabajadores "de esta trinchera de combate".

El Diario

La captura de Feria y Durand permitió descubrir las interioridades de El Diario de Marka, del cual se conocía públicamente su filiación senderista, pero se desconocía la urdimbre de su funcionamiento y financiamiento.

La captura de Durand coincidió cuando ella era directora del matutino y había reemplazado en el cargo a Janet Talavera, entonces presa en Canto Grande.

La policía concluyó en su atestado, elaborado a propósito de las mencionadas capturas, las identidades de periodistas y colaboradores senderistas de El Diario de Marka, que tenían a la vez participación en otras actividades vinculadas a Socorro Popular, organismo de fachada que reunía a familiares de presos senderistas.

En el atestado aparecen acusados los siguientes subversivos: Francisco Alcázar Miranda, Ana Fabiola Alcázar Moreau, Carlos Banda Janampa (a) "Esteban" o "Daniel", Danilo Desiderio Blanco Cabezas (a) "Carlos" o "Alberto", Andrea Teresa Carranza Laurente, Sebastián Choses Sifuentes, Jorge Luis Durand Araujo, Garabundo Sollier Amilcar, Mery Morales Palomino (a) "Tina" o "Tatiana", Abel Preciado Aguilar (a) "Gian" o "Carlos", Peter Mayorga Donayre y Milagros Núñez Gamarra.

Socorro Popular

La policía incluyó como vinculados a la labor de los anteriores a los siguientes reos en cárcel: los esposos Yovanka Elizabeth Pardavé Trujillo y Tito Róger Valle Travesaño, Janet Rita Talavera Sánchez, María Claudia Delgado Narro y Sergio Campos Fernández, de los cuales los dos primeros tenían relevancia por ser los jefes de Socorro Popular del PCP-SL.

La valiosa documentación recuperada por la policía permitió conocer también que Feria usaba en la organización subversiva el seudónimo de "Matilde" y era la responsable de las relaciones con la prensa internacional, en particular con aquella vinculada al movimiento comunista de Europa, EE.UU. y América Latina.

 

El Diario de Marka por dentro

juan2.jpgLos documentos incautados permitieron igualmente conocer que Sendero Luminoso, a través de Yovanka Pardavé, asumió la propiedad de la nueva empresa que se encargaría de la conducción del El diario de Marka, con registro mercantil 621, e inició sus actividades el 20 de febrero de 1987.

El capital social ascendía a los 320 mil intis, cuando esta moneda aún no había ingresado a una violenta espiral devaluativa, distribuido en 300 acciones, y tenía como titulares a Oswaldo Trasverso Valle (210 acciones), Carlos Angulo Rivas (30), Luis Arce Borja (30) y Félix Arias Schreiber (30).

Todos ellos no eran militantes senderistas y venían de la administración anterior, que le había impreso una orientación izquierdista moderada, que sería abandonada por la nueva dirección política de la publicación.

Seis meses después, la dirección periodística entró en contradicción con la orientación política impuesta por SL, debido a que la publicación en este lapso se había convertido en una publicación netamente senderista, opuesta al proyecto de publicación plural de izquierda que había animado a su primera época.

Según la citada documentación, la junta de accionistas de la empresa editora El Diario S.A., con fecha 15 de agosto, aceptó las renuncias del director Carlos Angulo Rivas y el subdirector Félix Arias Schreiber y nombró como gerente al senderista Jorge Germán Tulich Moreno y como director a Luis Arce Borja.

Arias, en su carta de renuncia, transfirió sus acciones, en partes iguales, a Danilo Blanco y Luis Arce Borja.

¿Quién indemniza a policías y soldados asesinados por terroristas?

juan3.jpgGeneral Juan Gonzales Sandoval.

El ex jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote), general PNP Juan Gonzales Sandoval, sustentó que ya es hora de reivindicar plenamente con el pago de justas indemnizaciones a los familiares de los policías y soldados que se inmolaron en la lucha contra el terrorismo y la pacificación nacional, así como a los sobrevivientes que resultaron discapacitados y mutilados como consecuencia de esta lucha.

Gonzales señaló, a propósito del premio obtenido por la ex subversiva Mónica Feria Tinta, que las víctimas del terrorismo no han merecido el reconocimiento de nadie, ni del Estado y ni de las llamadas organizaciones de derechos humanos, y en prueba de ello señaló el desamparo en que se encuentran los discapacitados del Ejército y la Policía Nacional.

Seguidamente, remarcó el espectáculo brindado por la reciente ceremonia del cuarto aniversario de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, a la que calificó de artífice de las indemnizaciones concedidas a terroristas, donde acudieron como invitados especiales los integrantes de los llamados "abogados democráticos", conocidos como defensores de terroristas.

"En este evento celebraron como un gran acontecimientos las indemnizaciones económicas acordadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en beneficio de los subversivos fallecidos en el penal de Canto Grande mientras que nuestros soldados y policías victimados por la subversión no obtienen reconocimiento alguno", puntualizó.

DIARIO-EXPRESO                                    Lima 30 de septiembre del 2007        

Sendero está resurgiendo

3-1_copyEl Sistema de Inteligencia está casi desactivado en el país.
El general (r) Juan Gonzales Sandoval, del departamento contraterrorista del Cusco, denunció que en la actualidad el sistema de inteligencia está casi desactivado, lo que está permitiendo el resurgimiento del accionar de los terroristas que están volviendo a aplicar viejas estrategias como la de infiltrarse en las protestas.

También responsabiliza a los gobiernos de Valentín Paniagua y de Alejandro Toledo de la casi desaparición de la Dincote y de los servicios de inteligencia y contrainteligencia.

–¿Cree usted que está resurgiendo el terrorismo?

Había más de tres mil terroristas encarcelados, ahora sólo hay 360. ¿Qué están haciendo los terroristas y emerretistas que no renunciaron a su ideología? Desde el 94, están efectuando un trabajo más político que militar haciéndose presente en los reclamos no resueltos por los gobiernos. Han trabajado a nivel internacional, prueba de ello es que gracias a Diego García Sayán que integró la Comisión Internacional de Derechos Humanos, se consiguió que los dispositivos por los que fueron juzgados los terroristas desde el 90 al 2000 fueran declarados anticonstitucionales.

–¿En qué momento se descuida el tema antisubversivo?

Durante el gobierno de Valentín Paniagua y Alejandro Toledo se habló mucho de la reestructuración de las Fuerzas Armadas (FF AA) y del servicio de inteligencia, pero no se pudo hacer nada porque han tenido los infiltrados en todas las organizaciones de las FFAA, de la Policía y en  Inteligencia. Los izquierdistas caviares lograron destruir el sistema de inteligencia.

–¿De qué forma lo lograron?

Todos hemos observado los pases a retiro de los que combatieron el terrorismo. Está el caso de Benedicto Jiménez. El entonces ministro del Interior Fernando Rospigliosi dijo que pasó a retiro porque presentó su renuncia pero él se vio obligado a renunciar porque se le estaba postergando sus ascensos y era maltratado. Esa es la forma como se ha destruido los aparatos de inteligencia y la Dincote. No hay una inteligencia predictiva, operativa y estamos viendo el accionar de Sendero Luminoso en el Alto Huallaga, en la Selva Central y en otros puntos del país donde ya tienen presencia.

–¿A quiénes se  debe que la inteligencia haya sido destruida?

Valentín Paniagua y Alejandro Toledo son los responsables del caldo de cultivo que existe en este momento del terrorismo y de las grandes contradicciones sociales que crean las condiciones para su resurgimiento.

¿Por qué los denominados caviares tenían interés en destruir inteligencia?

Para evitar el seguimiento de inteligencia y evitar conocer dónde están “los arrepentidos e indultados”. Tanto nuestras FF AA y PNP no cuentan ahora con un sistema de inteligencia, entonces qué seguridad podemos dar a nuestra población cuando estamos viendo los grandes conflictos sociales y observando presencia terrorista con el pretexto del trabajo sindicalizado, pero no se dan cuenta que estamos volviendo  a los años 80. Cuando los terroristas iniciaron sus actividades hacían movilizaciones, quema de llantas, toma de pueblos y toma de carreteras.

–¿Cree que hay infiltración en todas las protestas?

No podemos generalizar, pero en la de cocaleros sí tiene que haber, ya que los propios dirigentes cocaleros han salido a denunciar que tienen infiltrados y que están tratando de aislarlos.

–¿Cómo está el trabajo de la Dincote?

Esta disminuido porque no hay apoyo real, porque durante los gobiernos de Paniagua y Toledo trataron de desactivarlos porque en ese momento era conveniente.
María Teresa García

“No se utilizó la Inteligencia para prevenir el caso Majaz”
–¿Qué piensa que ha sucedido en el caso Majaz?

En ese asunto muy poco se ha hecho en inteligencia. Detrás de la consulta popular, por un lado, están las empresas internacionales mineras a las que les conviene mantener el monopolio del cobre, pero también hay influencia de Chile, país que también está solventando esas protestas para evitar la explotación de estas minas.

–¿Cree que también hay ONGs interesadas en este caso?

Encontramos ONGs seudoambientalistas que también están interesadas en que no exista desarrollo y así lograr la desestabilización del Estado peruano.

–Pero existen políticos que avalan las protestas....

Lo más delicado es que también encontramos a Ollanta Humala alentando el mismo accionar a pesar de saber que allí están los senderistas y emerretistas. Pero eso tiene una explicación: uno de sus asesores es Carlos Tapia que ha sido conocido como pro senderista, pero es lamentable porque Humala también combatió a la subversión.

LA RAZÓN                                                                                     Lima Sábado, 25 de Agosto del 2007

En terremoto de Huaraz del ‘70 fueron robadas más del 50% de donaciones

Imagen1.jpgGeneral Gonzales: Es necesaria fiscalización para que historia no se repita

Víctor Alvarado

El Gobierno debe promover la fiscalización de la ayuda destinada a los damnificados de las provincias devastadas por el terremoto del miércoles 15, para evitar que se repitan los robos millonarios que ocurrieron en desgracias similares, como la del fenómeno telúrico del 31 de mayo de 1970, donde el volumen de los hurtos y sustracciones sobrepasaron el 50% de las donaciones materiales y monetarias recibidas.

Esta advertencia fue hecha por el ex jefe de la Policía Antiterrorista, general PNP Juan Gonzales Sandoval, quien en esa fecha fue uno de los sobrevivientes de la tragedia, pues iniciaba su vida policial como subcomisario de la ex PIP de Huaraz y luego años después en su calidad de capitán, fue asesor de la comisión investigadora de la ayuda a los damnificados, constituida por el Senado de la República de la época.

"En esa tragedia, lo digo con conocimiento de causa, participé directamente como auditor de las donaciones recibidas y distribuidas, por encargo de la comisión investigadora del Senado, que presidió el senador Domingo Angeles Ramírez y que concluyó señalando que más del 50% de las donaciones y ayudas económicas desaparecieron, o mejor dicho, fueron robadas", dijo.

Gonzales subraya que las lecciones de la historia deben ser aprendidas para evitar que se repitan los errores, pues en esa época, durante el segundo gobierno de Fernando Belaunde (1980-1985) no hubo fiscalización y cuando la hubo ésta tuvo lugar en el Congreso, con el trabajo de la comisión investigadora, pero sus conclusiones y señalamientos de responsabilidades terminaron en nada, porque fueron archivadas.

"Viví este problema, primero como sobreviviente, pues el terremoto de Huaraz se produjo en momentos que me hallaba en mi pensión con mis colegas suboficiales Teófilo Anamaría Ortega y Luis Aldave Barrenechea, y solo por un milagro, no hay otra explicación, la habitación en que nos encontrábamos fue la única del inmueble que se derrumbó a medias, lo que facilitó nuestra sobrevivencia y que fuéramos rescatados", agregó.

Más adelante, en pleno segundo gobierno del ex presidente Belaunde, Gonzales fue convocado como auditor por la comisión investigadora de la ayuda recibida, presidida por el senador Angeles e integrada por los legisladores Alfonso Ramos Alva, Garrido Malo y Breña Pantoja, entre otros, la cual terminó sus trabajos al cabo de un año y 8 meses de pesquisas.

Entre las muchas irregularidades comprobadas, narra Gonzales, se contaron la desaparición de tres aviones donados para transportar ayuda y que fueron inconsultamente reasignados a la FAP y aparentemente canibalizados, pero luego se detectó que volaban con otra matrícula al servicio de un país centroamericano.

"Desaparecieron hospitales de campaña con sus lotes de instrumental quirúrgico, medicinas e insumos diversos; se hizo aparecer como construida la carretera Cata- Conococha, pero ésta nunca se construyó e igualmente se hizo aparecer como construidas un sinnúmero de piscigranjas y una serie de obras, que nunca se hicieron.

Finalmente precisó que el informe sobre estas pesquisas de más de 13 mil páginas fue archivado porque supuestamente comprometían y afectaban la seguridad nacional.